Red List

Lista Roja de EcosistemasLA LISTA ROJA DE ECOSISTEMAS

Programa LRE

banner

Programa LRE

Programa LRE

Es bien sabido que los arrecifes de coral están en peligro y que los bosques tropicales están desapareciendo, pero ¿qué sabemos realmente? ¿Cuánto queda de estos ecosistemas, y qué probabilidades hay de que desaparezcan? La Lista Roja de Ecosistemas de la UICN busca servir como una herramienta para dar respuesta a estas preguntas.

La LRE es un estándar global sobre cómo evaluar el estado de conservación de los ecosistemas, aplicable a nivel local, nacional, regional y global. Al monitorear el estado de los ecosistemas, es posible reconocer la degradación actual, así como los impactos positivos de las medidas de conservación.

La Lista Roja de Ecosistemas (LRE) evalúa si los ecosistemas han:

  • alcanzado la etapa final de degradación (un estado de Colapso),
  • si se encuentran amenazados en los niveles de En Peligro Crítico, En Peligro o Vulnerable,
  • o si actualmente no enfrentan un riesgo significativo de colapso (Preocupación Menor).

Este estándar está basado en una serie de reglas, o criterios, para llevar a cabo evaluaciones del riesgo de colapso de los ecosistemas basadas en evidencia; medido por reducciones en la distribución geográfica o degradación de los procesos y componentes claves de los ecosistemas (ver más en la sección Categorías y Criterios de la LRE ).

Dado que el estado de conservación de los ecosistemas cambia constantemente, la realidad es que una lista roja representa el equivalente a una fotografía del riesgo de colapso de un ecosistema para el momento de su evaluación. La fortaleza de la Lista Roja de Ecosistemas radica en su aplicación regular y periódica, con el objetivo de generar una imagen cambiante, como una película, de la evolución de las amenazas de los ecosistemas y su recuperación en respuesta a las medidas de conservación.

Contexto Global para la LRE

Desde 1950, los humanos han cambiado los ecosistemas a un ritmo más rápido que en cualquier otro período de la historia. Por lo tanto, es necesario que las políticas públicas tengan una base sólida para frenar o reducir estas pérdidas. Sin embargo, los esfuerzos para monitorear el estado de los ecosistemas se vieron obstaculizados por la falta de un marco científico consistente, con criterios transparentes para identificar cuáles de estos ecosistemas tenían más probabilidades de desaparecer. Tras el reconocimiento de este importante vacío científico, el IV Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN (Barcelona, España, 5-14 de octubre de 2008) aprobó una moción para iniciar el desarrollo de un estándar mundial para evaluar el riesgo de los ecosistemas, el cual fue reconocido oficialmente por la UICN en 2014.

El objetivo principal de la Lista Roja de Ecosistemas (LRE) de la UICN es:

“apoyar la conservación en el uso de recursos y toma de decisiones mediante la clasificación de diferentes tipos de ecosistemas según su riesgo de colapso”

Al evaluar el riesgo relativo de pérdida de biodiversidad a nivel de ecosistemas, la LRE considera procesos ecológicos a gran escala y las interacciones relevantes de dependencia entre especies y también aborda las tendencias en especies comunes; aspectos que definen la identidad del ecosistema y tienen una gran influencia en la forma y función de los mismos. La aplicación conjunta de la LRE con otros productos de conocimiento de la UICN brinda una oportunidad única para la planificación de la conservación.

Al usar este sitio, usted acepta el uso de cookies y tecnologías similares para mejorar su experiencia de usuario. Para obtener más información, visite nuestros Términos y condiciones de uso